lunes, 25 de marzo de 2019

Una de quebrantas


Buenas ! 
En esta ocasión, os traigo una entrada con fotos que pude hacer este fin de semana, en una sesión de hide en el Solsonés. El objetivo era el quebrantahuesos, y quedó más que logrado con unas fotos que considero bastante buenas, pero sobretodo me fui con una experiencia única vivida.



El día se abrió entre montañas, soleado e incluso un poco caluroso. 













Aproximadamente una hora después de que hubieran marchado los buitres, una sombra apuntada que el sol proyectó sobre el campo, me llamó la atención, recordando que, los quebrantahuesos suelen llegar después que los buitres. Rápido, nervioso, miro al cielo y veo al gran, majestuoso y precioso quebrantahuesos surcabdo los cielos sobre mí. Recuerdo perfectamente decir "míralo, míralo, ahí viene, qué pasada tio" y eso que en el hide estaba solo... típico momento de emoción. Al cabo del rato, tras vuelos de aproximació, lo pude captar...





En su primera bajada, cogió un hueso y rápidamente marchó, ni 4 segundos duró en el suelo. Pero en su segunda bajada, exhibiéndose delante del hide, salieron unas fotos que merecen mucho la pena.






En esta ocasión, bajó, cogió un par de patas y se las llevó, permitiéndome hacer fotos posado y en su momento de despegue.






Ya pasados los momentos de tensión y emoción, de tener a esta preciosa especie delante, de haberla tenido volando a casi 3 m y de haber hecho fotos de las exhibiciones que realizó antes de bajar a por la comida, tocaron esas horas de entretenerse un poco para matar el aburrimiento, pero no bajar la guardia. La lectura de Don Quijote de la Mancha me remontó a esas tierras manchegas que ahora quedaban lejanas, junto a Sancho, hacia esas tierras zaragozanas por las que siempre me he movido.
En eso que, un buitre bajó y se quedó allí un rato... me parece que llegó un poco tarde a la comida !


Las cornejas y, finalmente, cuervos, también hicieron acto de presencia en ese rato.




El autor en el hide

Y acaba esta inolvidable experiencia con el majestuoso quebrantahuesos, una especie a la que le tenía muchas ganas y no pensaba hacer aún, pero que pude hacer realidad gracias a Photologistics. Lo pasé realmente bien, fue un día muy entretenido y de compensar la mala racha de hides fallidos que llevo desde hace 5 meses. Agradecer también a Roger Sanmartí, Carles Santana y Joan Padró por su atención para llevar todo esto a cabo.
Y esto es todo, espero que os hayan gustado las fotos, de ser así, se agradece si se comparte, nos vemos en la próxima entrada !

miércoles, 6 de marzo de 2019

Cómo hacer una caja nido para lechuza

Buenas !

Un par de amigos me propusieron hace poco hacer una entrada sobre cómo hacer cajas nido para lechuza.
Es algo que ya tenía en marcha y planeado, pero como de costumbre, apareció un problema... se me rompió la caladora. Ante la imposibilidad de seguir con el trabajo, decidí después de comprar una caladora nueva, empezar de 0 todo lo que había hecho, comprando los materiales necesarios y explicando paso a paso cómo hacer una caja nido para lechuza. Así pues, empiezo la entrada con vosotros para poder beneficiar a estas escasas y amenazadas rapaces (más abajo explico los beneficios que traen las lechuzas).




1. Qué madera comprar y qué materiales necesito ? Qué medidas usar ?

Para hacer nuestra caja nido para lechuza podemos usar cualquier tipo de madera. Como nuestra caja irá colocada bajo a cubierto, es algo de lo que no nos tenemos que preocupar. Pero por durabilidad, peso y facilidad de montaje, yo recomiendo la madera de pino. 
En cuanto a materiales y herramientas, vamos a usar los siguientes :

-Taladro de batería
-Escuadra
-Caladora
-Martillo
-2 Escuadras (para colgar) de 30x35 cm - 2'7 € o 10 €
-Unos 20 tornillos de 4x50 - 1'8 €
-6 tornillos + 6 tacos de 8x50 o 6x50- 1'8 €
-Unos 18 tornillos de 3 o 4x15 - 1'8 €
-Bisagra piano de unos 24 cm - 0'85 €
-Tabla de madera de 200x60x1'8 cm - 14'95 €         TOTAL : 24 €





2. Preparación de los materiales 

Una vez tengamos los materiales necesarios para nuestra caja, los vamos a preparar para disponernos posteriormente a montar la caja. Este paso es muy importante ; hemos de revisar bien a fondo cada parte de las tablas que formarán la caja, ver si están bien cortadas (de haber quedado alguna tabla con una mayor medida, lo cortaríamos con la caladora o con la sierra circular de mesa u oscilante como en mi caso y lo adaptaríamos a las demás piezas), ya que es muy importante asegurarnos de que todo está bien cortado porque luego se agradece mucho que el proceso de montaje sea fluido y sin problemas.

Al frontal de la caja le taladraremos en la esquina inferior izquierda y la esquina superior derecha de la entrada un par de agujeros, para poder pasar la caladora y cortarlo. Como vamos a desechar este retal de madera, da igual el tamaño de los agujeros.


Posteriormente, nos dispondremos a recortar la puerta para acceder al habitáculo de la caja, que no tiene más fin que la revisión de la cría (si vamos a anillar los pollos, sino hay que evitar producir cualquier tipo de molestia) y la limpieza después de cada temporada de cría. Con una broca pequeña (del diámetro 3 aprox.) taladraremos una "L" en la esquina inferior izquierda y superior derecha, para evitar hacer grandes agujeros por los que pueda pasar posteriormente una gran cantidad de luz. Después, con la caladora, cortaremos cuidadosamente la puerta, por cada palo de la "L" un corte hasta la próxima esquina.Además, para que la bisagra piano pueda ir en medio, tendremos que rebajar cerca de medio centímetro de la pieza de la puerta con la caladora o sierra oscilante o giratoria. La re-colocación de la puerta la llevaremos a cabo más adelante.



Entrada y acceso al habitáculo ya recortados con la caladora.

Rebajando la puerta del acceso al habitáculo con la sierra giratoria oscilante o ingletadora. Además de como ya he comentado, esto es para dejar el espacio suficiente para poner la bisagra, lo es también para rebajar los agujeros de cada lateral (derecho e izquierdo) que hemos hecho con el taladro.





3. Montaje de las partes de la caja

Ahora viene la parte más entretenida y llevadera. Una vez preparadas las piezas que van a formar nuestra caja, las atornillaremos. Primero la base con la pieza trasera ; ayudándonos de una base que nos ayude a mantener ambas pieza en un ángulo de 90º o aproximado (los peldaños de una escalera, una sillita o sujetándolo alguien que nos ayude), atornillaremos 3 o 4 tornillos, en los extremos y el medio (dejando 1'8 cm por cada lado para los laterales). La base debe ir detrás de la pieza trasera. El montaje de las piezas lo haremos con los tornillos de 4x50.


Tenemos que dejar 1.8 cm por cada lado para después poder atornillar los laterales, ya que el grueso de estos es el espacio que dejaremos


Una vez hecho esto, procederemos a atornillar los laterales, por dentro de la pieza trasera y al lado de la base con un par de tornillos a la base y otro par o tres por la pieza trasera.


Atornillando los laterales por la parte trasera

Una vez hecho todo esto, colocaremos el frontal de la caja. lo atornillaremos con 3 o 4 tornillos a la base y 2 o 3 a cada lateral.



Y una vez montado, procederemos a colocar la puerta con las bisagras. Primero probaremos que entra bien y hay espacio para la bisagra (irá en medio). La atornillaremos primero al espacio que hemos dejado a la puerta y luego, en la propia puerta. Esto lo haremos con los tornillos de 3-4x15. Ya tenemos nuestra caja casi terminada.




4. Detalles y acabado del montaje

Para finalizar, pondremos un cierre a la puerta, colocaremos el tabique, atornillaremos la tapa y haremos una bandeja. Primero haremos un cierre a la puerta. Cómo ? Bueno, pues tenemos un par de métodos sencillos para hacerlo. El primero es poner un pestillo, es fácil de abrir y cerrar, inmediato y sin nada de holgura. El segundo es poner un cáncamo en la parte inferior y superior de la puerta y otro en cada lado del resto de la pieza. Lo podremos cerrar con un alambre o un candado, aunque este último no es aconsejable por motivos obvios (si perdemos la llave lo tendremos que cortar). Si lo ponemos con cáncamos, habrá un mínimo de holgura, pero no afecta ni al cierre ni a las lechuzas.

Si queremos, podemos echar un punto de silicona para madera para que no se puedan mover los cáncamos antes de atornillarlos



Ahora es el turno del tabique, para tener más protegido el habitáculo de cría y para que entre menos luz dentro por la entrada. Yo uso retales de madera o piezas que aprovecho de muebles. Lo atornillaremos con dos tornillos junto al frontal y con uno por la base de 4x50, cerca del borde del tabique ; si no se mueve, lo hemos hecho bien (¡ ha de quedar bien sujeto !). Irá colocado a uno o dos dedos de la entrada.

El tabique, en este caso un retal de unas maderas que posteriormente convertí en dos refugios para murciélagos.


Una vez colocado el tabique, ya podremos atornillar la tapa a la caja.


Ahora toca hacer la bandeja. Sirve para que las lechuzas se puedan posar en sus idas y venidas en la entrada de la caja y para que los pollos no caigan al asomarse si lo hacen. Para hacer la bandeja no hay ninguna medida que seguir ; yo uso retales de madera que tengo en el taller, con medios listones a cada uno de los 3 lados o un listón por delante simplemente, que irán por fuera clavados La bandeja recomiendo no ponerla hasta colocada la caja porque dificultaría la instalación y el transporte. Irá sujeta con escuadras, ya que ha de tener un mínimo de resistencia para que no caiga cuando se posen las lechuzas y marchen volando.


En  mi caso, antes lijé un poco el retal para que se viera del mismo color de la caja, pero esto es totalmente innecesario.



Aunque he dicho que la bandeja no la recomiendo poner hasta colocada la caja, os he querido hacer una foto de cómo quedaría al final. Con uno o dos tornillos de los de 4x15 que pongamos a cada escuadra será suficiente, no se necesitan más.


Et voilà ! Ya tendríamos nuestra caja terminada. 

5. ¿ Dónde pongo la caja ?

Ahora viene el momento decisivo : ¿ dónde pongo la caja ? Bueno, imagino que la mayoría de los que habéis seguido la entrada es porque teníais localizado una estructura abandonada, de un amigo o de un familiar en la que habréis visto indicios de presencia de lechuza o, crían y les queréis proporcionar un sitio más seguro. Pero de no ser así, os he de decir que si salís al campo y vais buscando sitios con presencia de lechuzas, es muy probable que encontréis alguno. ¿ Cómo sé seguro que en un mas, almacén, viejo transformador etc. hay lechuzas ? La lechuza es un animal que marca allí por donde pasa. Cada día expulsa unas dos egagrópilas (materia orgánica indigerible) ; este es un fiel testigo de la presencia de lechuzas, y además, por su estado podremos saber si es reciente o de hace tiempo. También encontraremos plumas de las propias lechuzas y desplumaderos de presas de las lechuza, además de excrementos en ventanas o debajo de los posaderos. Ese será un sitio idóneo para poner nuestra caja nido. Debemos escoger una zona que, dentro de lo que quepa sea oscura (aunque tampoco es muy importante si la caja apenas deja pasar luz). Si puede ser en un rincón (sin llegar a tocar la otra pared, mejor) en el que si hace viento no le llegue directo y las lechuzas puedan llegar volando directamente sin tener que hacer muchas maniobras.

Acumulación de egagrópilas

Primaria de lechuza
Gran egagrópila, por su tamaño, expulsada durante el día


Excrementos bajo ventanas


Posibles emplazamientos a modo de ejemplo :





Obsérvese la ingente cantidad de excrementos y egagrópilas bajo los posaderos



6. Colocación de la caja

Y ya ha llegado el momento final, colocaremos nuestra caja terminada en el sitio que hayamos escogido minuciosamente, pero no sin antes haber preparado una cama o lecho con paja, preferiblemente de uno o dos dedos, para que los huevos no se puedan mover dentro de la caja (muy importante) y que los pollos tengan un lecho en el que yacer. Ayudándonos de una escalera presentaremos las escuadras en su sitio y marcaremos con un punzón o un lápiz los agujeros que hay que hacer, poniéndolas a la misma altura con un nivel. Con el taladro y una broca del diámetro 8 o 6  haremos los agujeros y colocaremos los tacos, que empujaremos ayudándonos de un martillo si no entran fácilmente (que es lo ideal). Una vez puestos los tacos, atornillaremos las escuadras a los tacos y tras comprobar que ha quedado bien firme, subiremos la caja y la colocaremos encima. Con unos tornillos más cortos, de los de 4x15 a poder ser (no puede sobresalir la punta por dentro de la caja por la seguridad de las lechuzas, evidentemente), atornillaremos la caja a las escuadras para que no se pueda mover. Y ya para terminar, atornillaremos la bandeja bajo el orificio de entrada a unos 4 o 6 dedos. Ya habremos acabado este satisfactorio 'proyecto' y habremos proporcionado un posible futuro emplazamiento de cría y dormidero para la lechuza común, una rapaz cada vez más amenazada.

-Nota : en las zonas con aláudidos amenazados como la terrera marismeña o la alondra ricotí o rocín no colocaremos cajas, ¡ podría perjudicar a las poblaciones de estas también amenazadas especies !


Acolchado de paja

En estos dos primeros casos ni hizo falta extender toda la escalera, pero por lo general, necesitaremos una escalera de por lo menos dos metros de alto.







Beneficios de tener lechuzas cerca nuestro

·Colocar una caja nido para lechuzas puede ser uno de los métodos más efectivos, naturales y sobre todo baratos que hay para deshacernos de los roedores que tengamos o tenga algún conocido en su granero, corral, campo o parcela. Una sola pareja puede cazar hasta 1.000 roedores en 3 meses que dura la temporada de cría para 3 o 4 pollos, si el alimento es abundante, pueden hacer una segunda cría, con hasta 5, 6 o incluso 7 pollos si hay una abundancia brutal de comida.

Segunda cría de 5 pollos (2 en foto) en pleno diciembre, los Monegros. Foto : Esteban Hernández


Sorprendente, no ? Cómo un animal que pasa tan desapercibido puede ser tan beneficioso. Lo cierto es que cada año las población de lechuzas en España va disminuyendo. Esto es debido a la pérdida de sitios para criar, la mecanización del campo y el uso masivo de plaguicidas para acabar en especial con la plaga de topillo campesino que sufren algunos agricultores, principalmente.
Por lo que, si tenéis la oportunidad de colocar una caja nido como esta en algún sitio propicio no la dejéis escapar. Hablad con agricultores o ganaderos que tengan lechuzas cerca de sus instalaciones y que se animen a probar este eficaz plaguicida y dejen los productos químicos que tanto daño hacen.  Agradecimientos a : Esteban Hernández, Daniel Enfedaque y Carlos Perallon.



Espero que os haya servido esta extensa pero completa entrada sobre cómo hacer una caja nido, 
¡ ayudemos a las lechuzas !