martes, 20 de febrero de 2018

Últimas cosillas de invierno


Buenas. Como quería hacer algo intermedio entre navidad y semana santa, os traigo en esta ocasión algunas cosillas que he hecho entre ambas festividades. Las fotos son mejores, puesto que ya hay varios proyectos en marcha para pajarear y fotografiar. 

Los días cada vez se hacen más largos. El invierno llega a su fin, y da paso a los primeros brotes en el entristecido y descubierto campo que ha dejado el invierno en el Bajo Aragón. La niebla se esfuma como si de un fantasma se tratase ; el cierzo empieza a resoplar cada vez menos. 
Este precioso macho de picogordo que, como en la anterior entrada decía, se ha pasado todo el invierno en un olivar caspolino, aprovecha sus últimos días en la comarca para comer, beber y prepararse para el viaje que pronto emprenderá hacia sus cuarteles de reproducción.

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes


Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Los carboneros se manifestaban en el bebedero también. Al principio no se confiaban y han tardado dos meses en entrar cada día, pero son tan confiados que incluso cuando les pongo pipas, me esperan a unos metros al lado del hide.

Carbonero común · Parus major

Carbonero común · Parus major

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Carbonero común · Parus major

Con las últimas lluvias, como si de plantas se tratase, los sapos emergen de su letargo invernal y las tierras en las que han dormido los últimos 4 meses a dar nueva vida en las charcas de lo más profundo del monte.


Sapo común · Bufo bufo

Sapo común · Bufo bufo
Algunos se juegan la vida por conseguir emparejarse, como este sapo que estaba en medio de la carretera. Por desgracia, muchos sapos mueren en al carretera cada año. Al acabar de hacerle las fotos, lo aparté y lo puse cerca de otro sapo que cantaba.

Sapo común · Bufo bufo

Desde una torre de alta tensión la reina de los cielos monegrinos otea el horizonte y todo el terreno que domina, que, por suerte, aún el egoísta ser humano no le ha robado.
Águila real · Aquila chrysaetos


Otro fin de semana, el último de febrero me fui a hacer fotos a una de las especies más características de los roquedos esteparios, la Collalba negra. Vestida de negro azabache, con una blanca cola que contrasta con el negro que envuelve todo el cuerpo, hace de ella una de las especies más bonitas que hay en la zona. Además, añadiendo a esto la proximidad al tele de las collabas y el estar cara a cara con ellas, sabiendo que te ven, hicieron del momento una buena experiencia.


Collalba negra · Oenanthe leucura (macho)

Como he dicho, la cercanía de las collalbas al hide permitió sacar primeros planos.

Collalba negra · Oenanthe leucura (hembra)

Collalba negra · Oenanthe leucura (hembra)

Collalba negra · Oenanthe leucura (macho)

Collalba negra · Oenanthe leucura (hembra)

Un día nublado, con una luz ténue que iluminaba la Laguna de Candasnos, pude sacar alguna foto de los cormoranes que abundan el la misma.

Cormorán grande · Phalacrocorax carbo

De nuevo, otro día más decidí meterme al hide del charco, a ver qué tal se daba con los picogordos. Dado que la época nupcial se acerca, cada vez los picogordos están más lustrosos, y con un plumaje más colorido y bonito. Nada más meterme, vino algún carbonero y un grupete de gorriones. Empecé a escuchar el picogordo cantando, y me sorprendió ya que en todo el invierno no lo había oído. Bajó y estuvo un rato por la zona, junto a un escribano soteño.

Escribano soteño · Emberiza cirlus

Lo que sí me sorprendió fue oír a otro picogordo detrás de mí, que se tiró contra el otro picogordo y el soteño, echó a los dos y se quedó allí comiendo. Asombrado, me puse a observarlo y le saqué alguna foto, no había uno, sino dos !

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Entre foto y foto, ví que una hembra de gorrión intentaba sacar al escribano soteño del comedero de gramíneas, a lo que éste se puso a la defensiva y protegió lo suyo. Únicamente pude coger este momento de la secuencia.


Gorrión común · Passer domesticus  |  Escribano soteño · Emberiza cirlus

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Y, cómo era de esperar, volvió el picogordo expulsado previamente y el otro adoptó esta pose defensiva. Al rato se fue, y la sorpresa fue aún mayor, vino otro picogordo más, una hembra. Tres picogordos en total ! Han llegado dos más hace poco, y espero que se queden un poco más antes de volver a sus tierras de reproducción.

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Sin duda, me lo he pasado muy bien con los picogordos. Espero volver a trabajar con esta especie tan bonita y fotogénica de aquí a no mucho. No creo que sigan por semana santa, por lo que seguramente esta fue mi último contacto con ellos.
Volviendo, y, ya para acabar, una noche salí a buscar sapos después de que hubiese llovido. Mi objetivo era el sapo de espuelas, pero, otra vez se me escapó y no lo pude ver. Unos 25 sapos corredores, 8 comunes y una rana hacían de una charca un festival de anfibios.
Espero que os haya gustado, la próxima para semana santa. Dejo para despedir esta doble exposición.






miércoles, 10 de enero de 2018

Vacaciones de navidad 2017

Buenas.
Esta navidad he permanecido en Caspe (Aragón) como llevo haciendo desde hace mucho.
Los días son más cortos, pronto anochece, por lo que las mañanas en las que he madrugado para salir pronto y aprovechar al máximo el día no han sido pocas. Un día me desperté pronto y fui a hacer fotos desde hide a una de las aves más poderosas de la espesura, el azor, aunque en los campos Monegrinos de Bujaraloz, más bien se podría decir que de la estepa, pero de esto hablaremos luego. No hablo más, empiezo, pero antes, os dejo como portada de la entrada esta foto del azor.

Azor común · Accipiter gentilis

Amanecía un nuevo día, pero los rayos del sol no bañaban éste con su dorado color. La niebla en la comarca de los Monegros y el Bajo Aragón es el elemento más característico de los inviernos, ya que suele ser muy espesa y abundante. Un buen día para para probar a sacar fotos a éste "mochuelo", el azor, el pirata de la espesura, que pese a haber estado poco rato, posó muy bien. Pese a la escasez de luz, gracias a la nueva cámara, la Nikon D500 pude tirar hasta 5.000 ISO, creo que las fotos quedaron bastante bien.

Las siguientes 4 fotos, Azor común · Accipiter gentilis





Los pajarillos no faltaban a la charca. Al cabo de rato después de que se marchase el azor, y tras aguantar dos veces que se puso a  llover en el hide, alguna Cogujada montesina se animaba a bajar.

Cogujada montesina • Galerida theklae

Cogujada montesina • Galerida theklae


Bajó también una preciosa hembra de Curruca rabilarga, que sin pensármelo dos veces, al verla por los matojos de más atrás, activé la ráfaga de la cámara y a disfrutar los segundos que me brindó.


Curruca rabilarga · Sylvia undata

Curruca rabilarga · Sylvia undata


Pardillo común · Carduelis cannabina


Los estampados paisajes del Bajo Aragón se podían ver desde los cabezos más altos de los montes caspolinos.



Hace aproximadamente un mes, coloqué un bebedero en un campo de ciruelos, pensando que bajarían especies normalitas, como verdecillos, gorriones, zorzales o estorninos. Mi sorpresa fue, que al poner un día la cámara de fototrampeo, me bajó un precioso macho de Escribano soteño, además de unas 8 especies más de las cuales algunas no me esperaba.Con las expectativas más altas, dejé la cámara puesta unos días más y vi que me bajaba un Picogordo. Sin más pensarlo, cogí las redes, las varillas, la silla y me monté un hide. El primer día, ya de por sí fue bastante bueno.

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Escribano soteño · Emberiza cirlus, con una dura luz, poco se pudo hacer

Petirrojo · Erithacus rubecula, al igual que la foto anterior, una luz  muy dura


Y no faltó tiempo para ir a retratar los pintados atardeceres del embalse de Caspe, el Civán.



Pero volviendo a los pájaros, ya en la segunda sesión en la charca, la cosa salió bastante mejor. Nada más meterme en el hide, probando las luces me entró un petirrojo. Poco después, apareció el protagonista y se portó muy bien. Entró un total de 6 veces a beber y comer. El, problema, se resiste a ponerse en los posaderos, y se pone en el suelo o en el comedero, que no calculé bien el tamaño (hace falta verlo bien, es bastante más grande de lo que pensamos) y se veía un poco la madera, cosa que ya corregiré para la próxima.


Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

 No faltaron los escribanos soteños, que junto al picogordo se han vuelto muy fieles al bebedero y entran cada poco rato.

Escribano soteño · Emeriza cirlus

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Picogordo · Coccothraustes coccothraustes

Escribano soteño · Emberiza cirlus

La charca está en proceso, pero en poco tiempo será y totalmente funcional y con una buena variedad de especies entrando constantemente.

Para terminar, os dejo con una foto de un pino al atardecer en los montes de Caspe, que siempre brindan una buena oportunidad para hacer buenas fotos y disfrutarlos.
Por un año tan bueno como el pasado 2017, aún mejor, y lleno de pájaros,fotos y nuevas experiencias.
Un saludo.